Glaciar 10




Imagen Tapa del Libro




ORQUIDEAS SILVESTRES

Datos personales

Mi foto
Rosario, Santa Fe, Argentina
Me llamo juliana, nací un 18 de Novimbre,hace ya muchos años.Soy española pero resido en Argentina, a quien debo el ser quien soy. Estudié en la facultad de Bellas Artes,profesorado de dibujo, pintura y artes aplicadas,incluyendo la cerámica artística a la que dediqué toda mi vida. Ahora en forma autodidacta trato de recuperar mi vocación por escribir lo que me dicte mi inspiración sin pretensiones literarias. Con ello cumplo un sueño que permaeció dormido pero no olvidado,mucho tiempo. Este blog tiene el propósito de dejar un legado virtual para aquellas personas que me recuerden cuando ya no esté en este mundo. Desde algún lugar los veré y me sentiré feliz ¡que así sea!

Archivo del blog

martes, 8 de septiembre de 2009

ANTONIO VIVALDI


Venecia, 1678 - Viena, 1741) Compositor y violinista italiano.

Autor prolífico, la producción de Vivaldi abarca no sólo el género concertante, sino también abundante música de cámara, vocal y operística. Célebre sobre todo por sus cuatro conciertos para violín y orquesta reunidos bajo el título Las cuatro estaciones, cuya fama ha eclipsado otras de sus obras igualmente valiosas, si no más, Vivaldi es por derecho propio uno de los más grandes compositores del período barroco, impulsor de la llamada Escuela veneciana –a la que también pertenecieron Tommaso Albinoni y los hermanos Benedetto y Alessandro Marcello– y equiparable, por la calidad y originalidad de su aportación, a sus contemporáneos Bach y Haendel.

Poco se sabe de la infancia de Vivaldi. Hijo del violinista Giovanni Battista Vivaldi, el pequeño Antonio se inició en el mundo de la música probablemente de la mano de su padre. Orientado hacia la carrera eclesiástica, fue ordenado sacerdote en 1703, aunque sólo un año más tarde se vio obligado a renunciar a celebrar misa a consecuencia de una enfermedad bronquial, posiblemente asma.

También en 1703 ingresó como profesor de violín en el Pio Ospedale della Pietà, una institución destinada a formar muchachas huérfanas. Ligado durante largos años a ella, muchas de sus composiciones fueron interpretadas por primera vez por su orquesta femenina. En este marco vieron la luz sus primeras obras, como las Suonate da camera Op. 1, publicadas en 1705, y los doce conciertos que conforman la colección L’estro armonico Op. 3, publicada en Amsterdam en 1711.

Con ellas, Antonio Vivaldi alcanzó renombre en poco tiempo en todo el territorio italiano, desde donde su nombradía se extendió al resto del continente europeo, y no sólo como compositor, sino también, y no en menor medida, como violinista, uno de los más grandes de su tiempo. Basta con observar las dificultades de las partes solistas de sus conciertos o sus sonatas de cámara para advertir el nivel técnico del músico en este campo.

Conocido y solicitado, la ópera, el único género que garantizaba grandes beneficios a los compositores de la época, atrajo también la atención de Vivaldi, a pesar de que su condición de eclesiástico en principio le impedía abordar un espectáculo considerado en exceso mundano y poco edificante.
Su producción fue numerosísima. Escribió 46 operas,70 sonatas,195 composiciones vocales, entre las que se encuentran 45 cantatas de cámara y 554 composiciones instrumentales, en su mayorías conciertos. Los más conocidos son los 12 que componen el Cimento dell´ Armonía y dell´ Invenzione(1725).Los primeros cuatro conciertos incluyen las célebres Cuatro Estaciones: nº1 en mi mayor, La primavera; nº2 en sol menor, El Verano; nº3 en fa mayor, El Otoño y nº4 en fa menor, El invierno.

Música religiosa como el oratorio Juditha triumphans(1716), el Gloria en re (1708), misas y motetes. Sus sonatas instrumentales son más conservadoras que sus conciertos, y su música religiosa a menudo refleja el estilo operístico de la época y la alternancia de orquesta y solistas que ayudó a introducir en los conciertos. Johann Sebastian Bach, contemporáneo suyo, aunque algo más joven, estudió la obra de Vivaldi en sus años de formación y de algunos de los conciertos para violín y sonatas de Vivaldi,solo existen transcripciones(en su mayor parte para clavecín) de Bach.

Los conciertos de Vivaldi se convirtieron en modelo de su género en toda Europa e influyeron en el estilo de sus contemporáneos, incluso en los de más edad. Más de 300de sus conciertos están escritos para solista (200 para violín y otros para fagot, violonchelo, oboe y flauta). También escribió concerti grossi, 25 para violines y 32 para tres o más instrumentos y algunos son concerti de ripieno (para orquesta sin solistas). Vivaldi , virtuoso del violín que asombraba al auditorio por su técnica, estableció una de las características básicas del concierto de los siglos siguientes: su uso para lucimiento del virtuoso.
Sus conciertos de violín también fueron decisivos en la evolución de la ejecución violinística en cuanto a su escritura de cuerdas cruzadas y al desarrollo de una nueva técnica para el manejo del arco.

Vivaldi fue el primer compositor que utilizó de forma coherente el ritornello, que se llegó a imponer en los movimientos rápidos del concierto. El ritornello se repetía en diferentes tonalidades y era interpretado por toda la orquesta. Alternaba con episodios interpretados por el solista, a menudo de carácter virtuosista Estableció la forma de tres movimientos para el concierto y fue uno de los pimeros en itroducir cadenzas para el solista. Sus conciertos para violín opus 8. Las Cuatro Estaciones, son uno de los primeros ejemplos de música programática que, como gran parte de su música, se caracteriza por ritmos vigorosos y fuertes contrastes.

-------------------------------------------------------------------------------------
Hasta aquí, y abreviando consierablemente la copilación de datos referentes a la obra genial del magnífico compositor, obviando detalles de su corta y fructífera vida no siendo ello el propósito de mi relato, dejo constancia de mi gran admiración por quién es mi compositor favorito, ANTONIO VIVALDI.

Juliana Gómez Cordero.

8 comentarios:

Terly dijo...

Gracias mil, querida Juliana, por instruirnos con la biografía de Vivaldi. Conocía parte de ella pero algunas cosas habían pasado de puntillas a mi curiosidad y con este post tuyo he quedado adecuadamente instruido.
De Vivaldi me encanta sobre todo la música de cámara por ser más sutil, elegante y romántica, aunque es justo reconocer que todo cuanto conozco de él me ha encantado.
Estoy casado con una italiana y en más de una ocasión hemos asistido en Italia a escuchar alguno de sus conciertos de cámara. No sé por qué, pero parece que al escuchar su música en su patria disfrutas de un plus por el que no pagas al comprar el tiket de entrada.
Gracias Juliana.
Un beso.

Urdanautorum dijo...

Interesante tu entrada. A mi también me gusta mucho Vivaldi.
Un beso.

Alter ego dijo...

Hola Sra.Juliana,vengo del blog de icu,y he visto su enlace por lo cual aprovecho para visitar su estupendo blog.
Reciba un cordial saludo y Dios le guarde.

Militos dijo...

Querida Juliana: me ha encantado esta extensa biografía de Vivaldi, pues aunque conocía parte de su vida, no tan completa, ni sabía que tenía 3000 conciertos. Es verdad que "Las cuatro Estaciones", la que más me gusta es la de otoño, ha eclipsado el resto de su obra.
Besitos, amiga

Me gusta mucho ver en tu blog a mis amigos.

Juliana Gómez Cordero dijo...

QUERIDO TERLY,me parece que interprtaste un poquitín errado el sentido de mi post sobre Vivaldi, al agradecerme por haberte instruído con mi narración. Yo te sé lo suficiente culto e inteligente como para tratar de instruirte, ¡por favor! no fué esa mi intención. Yo solamente quise
explicarte el porqué de mi gran admiración por dicho músico. Espero que lo sientas así y si en algo me expresé como insinuando otra cosa, te suplico me perdones
mi buen amigo.
Un beso enoooooooorme

URDANAUTORUM: Tengo la impresión de que coincidimos en muchas cosas y me alegra. Gracias por decirme que también te gusta Vivaldi a
quién yo admiro desde siempre.
Besos

ALTER EGO: Bienvenido a mi blog y gracias por tus elogiosas palabras, que espero merecer. Prometo devolverte la visita. En esta remanida frase te digo sinceramente; los amigos de mis amigos mis amigos son. las puertas de mi blog estan siempre abiertas.
afectuosamente Juliana.

¡MI QUERIDA MILITOS! ¡Cuanto me alegra tu visita! te confieso que yo tampoco sabía todo, aunque sí gran pare de su biografía; el resto lo fuí copilando a travez del tiempo y debido a mi interés por conocer cuantos más datos mejor.

Ahora bién , y con tu permiso te voy a corregir,(perdón por ello)el número de los concirtos eran 300 no 3000.
Te agradezco tu interés por leer mi post y tu comentario sincero.
También me encanta que se acerquen a visitarme con agrado,nuevos(para mí)amigos. Espero no defraudarlos.
Con mi cariño, un beso y un abrazo

Terly dijo...

Querida Juliana:
Claro que me has instruido y te lo digo con el corazón en la mano, porque mucho de lo que se cuenta en tu post, yo lo desconocía, y no tienes que sentirte incómoda por ello, todo lo contrario y yo agradecido de corazón.
Es posible que a veces las formas de expresión o los matices en lo escrito entre tu país y el mío pueda llevarnos a interpretaciones erróneas pero yo en ningún momento me he sentido molesto sino todo lo contrario, agradecido y más que agradecido.
Te ruego no te sientas incómoda porque entonces me haces estar mal a mí.
Un gran beso, paisana y muy apreciada amiga.

Mª Paz dijo...

Queridísima Juliana!! que sorpresa al ver la admiración que sientes por Vivaldi ya que es uno de mis músicos favoritos!! me encantan sus florituras, sus divertimentos! es una música muy positiva y quiero decirte que en mi vida he tenido la suerte de poder cantar junto a una orquesta de Normadía, el maravilloso "Gloria" de Vivaldi el cuál si no conoces, tienes que escuchar porque te va a maravillar, para mi fue una experiencia única que no me cansaré nunca de escuchar y cantar!!
Un abrazo

Juliana Gómez Cordero dijo...

Querida Maripaz,una coincidencia mas en nuestra manera de pensar y esa afinidad con la música de Vivaldi nos acerca aún más y me llena de alegría.
Un afectuoso abrazo