Glaciar 10




Imagen Tapa del Libro




ORQUIDEAS SILVESTRES

Datos personales

Mi foto
Rosario, Santa Fe, Argentina
Me llamo juliana, nací un 18 de Novimbre,hace ya muchos años.Soy española pero resido en Argentina, a quien debo el ser quien soy. Estudié en la facultad de Bellas Artes,profesorado de dibujo, pintura y artes aplicadas,incluyendo la cerámica artística a la que dediqué toda mi vida. Ahora en forma autodidacta trato de recuperar mi vocación por escribir lo que me dicte mi inspiración sin pretensiones literarias. Con ello cumplo un sueño que permaeció dormido pero no olvidado,mucho tiempo. Este blog tiene el propósito de dejar un legado virtual para aquellas personas que me recuerden cuando ya no esté en este mundo. Desde algún lugar los veré y me sentiré feliz ¡que así sea!

Archivo del blog

lunes, 18 de mayo de 2009

¿ COMO TE LLAMAS?

¿ Que edad tiene
esa piba(1) ? pre-
guntó a mi madre
el guarda(2), refi-
riéndose a mí;
ella le contestó
simulando
serenidad... es
muy pequeña
señor, hace
pocos días
cumplió 3 añitos.
Era del conocimiento general que el límite de edad
para viajar gratis era hasta los 4 años y yo hacía ya
tres meses que los había cumplido.
Mi madre conocía esa ordenanza, pero como yo era muy
menuda, y nuestra situación económica era crítica (recién
llegados de España) sacó el pasaje del tren para ella sola,
convencida de que la persona que controlaba los boletos(3)
al ver una niña tan pequeña, no pondría en duda sus
palabras .
Pero el guarda, con una irónica sonrisa y mirándome
fijamente me preguntó ...¿ como te llamas preciosa? y
yo, para demostrale que recordaba perfectamente mi
nombre, muy suelta e incluyendo una reverencia, le
respondí ; me llamo Julianita Gómez Cordero, para
servir a Dios, a mis padres y a usted, pa´lo que guste
mandar. (Así me lo habian enseñado y así lo dije) .
El guarda, con cara de disgusto se dirigió a mi madre y
le dijo ¡¡ los documentos, por favor!! Ella no mostró los
documentos; no era necesario . Avergonzada extrajo su
monedero y pagó mi pasaje.
Vimos alejarse al guarda, pero había dado unos pocos
pasos y girando sobre sí, volvió hacia nosotras y con
un guiño cómplice, le dijo a mi madre mientras devolvía
el dinero del boleto... Tiene usted razón señora, a esta
piba tan chiquita no le corresponde pagar pasaje.
Yo contemplaba perpleja la escena sin entender lo que
estaba ocurriendo.

Mucho tiempo después, cuando mi capacidad de raciocinio
me permitió analizar aquel episodio, comprendí la buena
acción de aquel hombre, anónimo, desconocido, pero que
poseía un enorme corazón.


ACLARACIÓN: (1) Piba- niña pequeña (2) Guarda- La persona encarcada de control

de los pasajes (3) boletos nombre del pasaje -boleta-



Juliana Gómez Cordero

6 comentarios:

Terly dijo...

Querida Juliana:
Tus recuerdos de hoy son enormemente tiernos y conmovedores.
Hay que ponerse en la piel de tu madre, emigrante obligatoria por necesidades de la época, para comprender el intento de ahorrarse tu pasaje y por otra parte entender el dilema del controlador, entre cumplir con su obligación o cumplir con lo que le dictaba el corazón y optó por esto último. Una buena persona.
Un beso

Raquel Yáñez. G-I dijo...

Este relato me hace pensar e imaginar el infortunio y lo mal que deberieron pasarlo todos los que tuvieron que emigrar entonces y abandonar su país para poder dar pan y alimento a sus hijos y, ahora?. Fijémonos en nuestro país y recordemos el aquel entonces, parece mentira que aún se diga que vienen aquí a quitarnos los empleos inexistentes y el pan de nuestros hijos. Gracias por el relato, Juliana.

urdaneta dijo...

Querida Juliana, me alegra enormemente que hayas vuelto a "navegar" para deleitarnos con tus recuerdos.
Pocos son los padres que no han ocultado la verdadera edad de un niño al sacar una entrada. Si esto se hace por picaresca, ¡qué no se haría por necesidad con una piba de tres añitos!
Posiblemente la reacción del guarda fue motivada por el rubor de tu madre y tu graciosa contestación.
Se cruzó contigo uno de esos personajes anónimos que no se olvidan; un grato recuerdo.
Afectuosamente

Juliana Gómez Cordero dijo...

Terly, querido paisano, me emociona tu comprensión y tienes razón, a ese hombre mi madre jamás lo olvidó y yo con ser tan pequeña también lo guardé en mis recuerdos.
Gracias por tu comentario.
Cordialmente, besos: Juliana
-----------------------------------
Raquel, ¡ Cuanta razón tienes al imaginarte los sinsabores que pasaron los inmigrantes a un país extraño, aunque no podíamos quejarnos de la acojida que nos hicieron en Argentina ni de las oportunidades que se nos fueron presentando, pudiendo progresar al no sentirnos discriminados, cosa que no pasa en otros países
Gracias: te mando un beso
----------------------------------
Urdaneta , me dió mucha alegria
encontrarte de nuevo. yo no se donde encontrarte para responder tus amables comentarios, a no ser directamente en mi blog, pero por su intermedio, estaremos en contacto.
Gracias por comprender ese episodio "CUASI" ridículo,que para mí fué muy importante.
Al igual que a Terly y Raquel, te mando un beso-

caracola dijo...

Son los niños, los dueños de la verdad, Juliana.

"Los niños simplemente juegan, son los adultos los que se disputan el marcador".

Al niño de mi post, no lo conozco, simplemente rescaté su imagen de la web para compartir con vosotros, la belleza del mensaje que nos deja.

"La vida, es un juego. Sólo cuando crecemos y la razón solapa la esencia de la verdad, comprendemos las "reglas" del mundo de los adultos.

Nos has regalado un bello recuerdo de tu niñez.

Un abrazo.

Juliana Gómez Cordero dijo...

Gracias Caracola por contestar en mipost lo que yo habìa preguntado en el tuyo, con respecto a ese niño tan bonito( ME HABÏA GUSTADO TANTO) y se me pasó sesapercivida tu contestación.
Perdona mi distracción y graias por tu comentario.
Un beso