Glaciar 10




Imagen Tapa del Libro




ORQUIDEAS SILVESTRES

Datos personales

Mi foto
Rosario, Santa Fe, Argentina
Me llamo juliana, nací un 18 de Novimbre,hace ya muchos años.Soy española pero resido en Argentina, a quien debo el ser quien soy. Estudié en la facultad de Bellas Artes,profesorado de dibujo, pintura y artes aplicadas,incluyendo la cerámica artística a la que dediqué toda mi vida. Ahora en forma autodidacta trato de recuperar mi vocación por escribir lo que me dicte mi inspiración sin pretensiones literarias. Con ello cumplo un sueño que permaeció dormido pero no olvidado,mucho tiempo. Este blog tiene el propósito de dejar un legado virtual para aquellas personas que me recuerden cuando ya no esté en este mundo. Desde algún lugar los veré y me sentiré feliz ¡que así sea!

Archivo del blog

domingo, 13 de noviembre de 2011

UN PROFUNDO SENTIMIENTO


MASCOTAS

Las mascotas son un premio no siempre merecido que nos da Dios para hacer mas llevadera nuestra vida, no siempre perfecta, por las circunstancias que sobrevienen a lo largo del camino que nos toque transitar. Somos estuches cerrados, unos más que otros, pero nuestro ego no nos permite abrirnos totalmente a las confidencias y aunque logramos con el tiempo ser sociables y confiar en los demás, queda siempre un atisbo de temor a que nuestra entrega no sea del todo correspondida, ya sea por familiares, amigos muy queridos y confiables., por el trato con nuestros superiores o compañeros de trabajo y un largo etcétera imposible enumerar.
Suceden altercados que en ocasiones surgen inesperadamente por alguna contradicción en nuestras opiniones, que se
magnifican simplemente por no apelar a nuestra dosis de cordura indispensable en todo momento y suelen dejar un resabio de amargo remordimiento, por habernos dejado ganar por la intolerancia en un acceso de ira incontrolada.

Los seres humanos llevamos impreso en nuestro yo, el individualismo innato y aferrado sin dilaciones, conformando nuestra personalidad .
Analizado así fríamente, da la impresión que nos estuviéramos definiendo .como seres herméticos, fríos y
permeables a la indiferencia por seres y cosas que nos rodean, inmunizándonos contra los sentimientos.¡NO ES ASÏ! ¡ROTÚNDAMENTE, NO !:

Cada uno de nosotros tiene en su interior un lugar reservado para guardar inefables sensaciones, que nos ayudan a llenar los vacíos que inevitablemente se van produciendo y recurrimos a la estrategia de rodearnos de seres que con su prodigiosa presencia nos hacen compañía, alegran nuestras horas, mitigan nuestras tristezas brindándonos su comprensión, su lealtad indiscutible, su obediencia y sumisión extrema y un caudal de amor indescifrable , generoso y espontáneo. ¿ Necesito decir de quien se trata?..... ¡ Ya lo adivinasteis ¡ SÍ, me refiero a las mascotas.

A lo largo de mi vida Tuve la dicha de tener algunas mascotas muy amadas y el inmenso dolor de perderlas por que lamentablemente la vida de esos animalitos es breve, envejecen pronto y cuando nos dejan se siente una angustia tan atroz que ( al menos yo) pensamos “nunca más tendré otra” para no volver a sentir esa laceración del alma tan dolorosa. Pero nuestro corazón siente la necesidad de prodigar la ternura que llevamos en él y volvemos a reincidir.
Y de nuevo acogemos, sin dudarlo, a otra mascota que amamos tanto o más que a la anterior, a la que seguiremos recordando siempre por toda la dicha que nos brindó.

12 comentarios:

Galeote dijo...

Así es Juliana, las mascotas son seres vivos de este mundo que nos brindan compañía y cariño.
A todos ellas, mi más profundo y enorme respeto porque son seres que sienten y también necesitan ser queridos por nosotros.
Todo el mal que podamos hacer a estos animalitos nos lo hacemos a nosotros mismos y con ello solo logramos ser más despreciables.
Pienso que se merecen el mismo respeto y trato que ellos nos dan en compañía y afecto.

Te envío un abrazo Juliana. Juan.

Francisco Espada dijo...

Ese individualismo del que hablas, Juliana, es el que nos aleja del verdadero destino que tenemos como personas. Las mascotas, esos seres que se dejan amar y que tantos problemas afectivos resuelven, no deben anular nuestra condición de seres sociales y sociables. Tenemos mucha capacidad de amar, aunque algunos estamos desentrenados.
Te deseo, querida amiga, que disfrutes mucho de esa compañía sin dudas muy amorosa.

Juliana Gómez Cordero dijo...

Mi querido amigo Juan Antonio.Tu admirable sensibilidad habla a las claras de tu gran corazón al expresar de ese modo tu amor por los animalitos que tenemos por generosos y fieles compañeros a lo largo de nuestra vida.
¡ Que bien me hizo tu comentario !
gracias y un beso.
Juliana

Juliana Gómez Cordero dijo...

Ya lo creo, querido Francisco, que
que me siento muy felíz con esas adorables criaturas que me acompañan en mis inevitables momentos de soledad, que con su grata compañía son mas llevaderos y gratificantes.
Gracias por comprenderlo
Mi aprecio para tí , mi gran amigo.
un beso, juliana

Chelo dijo...

Las mascotas son seres vivos que hacen compañía, dan cariño y se dejan querer.
Siempre he tendio a mi alrededor personas que tenían mascotas y he podido apreciar el cariño que les tiene incluso las he visto sufrir cuando sus mascotas estaban enfermas y aunque no tengo mascota las entiendo.
Te deseo que disfrutes de la compañia y el cariño de tu mascota.
Un abrazo.

Juliana Gómez Cordero dijo...

Gracias qurida Chelo por tu bonito comentario.
Yo tengo dos hermosas mascotas; un gatito y un perrito Maltés que yo les debía la atención de un post en agradecimiento por todo lo que recibo de ellos ¡AMOR, COMPRENSIÖN Y COMPAÑÏA! Un beso, amiga mía.
Juliana

Terly dijo...

Uno de esos que en más de una ocasión ha dicho "nunca más" he sido yo.
Cuando era un mozalbete llegué a tener en mi casa; Un perro, una pareja de palomas, dos tórtolas, una tortuga, un lagarto amaestrado y dos periquitos, todo al mismo tiempo. Sufrí mucho a medida que iban muriendo, pero esa aseveración nunca la llevé a cabo. Otros animalitos les fueron sustituyendo aunque en este momento ya me he plantado en dos periquitos y de ahí no paso.
Un beso, querida amiga.

Juliana Gómez Cordero dijo...

Querido Terly, algo me decía que tu también eras afecto a las mascotas; no podía ser de otra manera teniendo el corzón que tienes.Tú me comprendes
y mi agradecimiento llegue hasta tí con mi beso amigo.
Juliana

JULAMO dijo...

Hola Juliana.
Podría contarte mil y una anécdotas con los perros que he tenido, con seguridad similares a las que tú habras disfrutado.
Naturalmente finaliza su vida, a Dios gracias antes que la nuestra, pero su recuerdo, los momentos tan agradables que te han regalado, no
se van con ellos.
Un beso muy fuerte para ti y tus
"amigos".
Ramón. (Urdanautorum)

Juliana Gómez Cordero dijo...

Querido Ramón ¡PERDON!. Hacía varios dia que no miraba mis blogs y no ví tu comentario.¡No sabes como lo lamento!
Aún recuerdo, no hace mucho tiempo un post tuyo reprochando a un perrito tuyo el haberte dejado al morir, tanta angustia.
Aquello me emocionó y ahora me conmueve tu comentario.
Te extrañaba y agradezco que te acerques a mi rincón.
Besos, Juliana

Francisca Quintana Vega dijo...

Te he leído con sumo agrado. Preciosa reflexión. Un beso gradote.

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Soy una gran defensora de los animales. Colaboro como voluntaria en una protectora de animales, algo que me satisface y me llena. Los animales han sido mis grandes maestros, me han enseñado lo grande que se puede llegar a ser a pesar de ocupar un cuerpo pequeño y están dispuestos a darlo todo a cambio de nada. Me conectan con el momento presente y con la energía del juego y la espontaneidad, sobre todo, las crías de los animales.

Un placer descubrir este interesante blog lleno de humanidad y bellos sentimientos.

Ojalá lo hubiera descubierto antes.