Glaciar 10




Imagen Tapa del Libro




ORQUIDEAS SILVESTRES

Datos personales

Mi foto
Rosario, Santa Fe, Argentina
Me llamo juliana, nací un 18 de Novimbre,hace ya muchos años.Soy española pero resido en Argentina, a quien debo el ser quien soy. Estudié en la facultad de Bellas Artes,profesorado de dibujo, pintura y artes aplicadas,incluyendo la cerámica artística a la que dediqué toda mi vida. Ahora en forma autodidacta trato de recuperar mi vocación por escribir lo que me dicte mi inspiración sin pretensiones literarias. Con ello cumplo un sueño que permaeció dormido pero no olvidado,mucho tiempo. Este blog tiene el propósito de dejar un legado virtual para aquellas personas que me recuerden cuando ya no esté en este mundo. Desde algún lugar los veré y me sentiré feliz ¡que así sea!

Archivo del blog

miércoles, 16 de febrero de 2011

EL PASO DEL TIEMPO


He escuchado la voz de los tiempos
hablándome quedo al oído.
Diciéndome cosas que antes, nunca
había sentido.
Poniéndome al tanto de los muchos años
que llevo vividos,
Y que inconscientemente los dejé pasar
desapercibidos.

¿Acaso no sabes (me dijo) que los años pasan
fugaces, y llegan silentes,
en punta de pies y están a tu lado
desde tu pasado,
y buscando el futuro, viven tu presente?
¿No te has percatado?
Por ese motivo te digo insistente
¡Que tengas cuidado!

Cuando te des cuenta, quizás llegue tarde
tu arrepentimiento,
de haber descuidado el tomar conciencia
y reconocimiento
que somos finitos, y cesa la vida sin haberla
vivido, en cualquier momento.
Tienes muchos años encima, piénsalo y no digas
que no te lo advierto.

Juliana Gómez cordero

10 comentarios:

Francisco Espada dijo...

La reflexión, amiga Juliana, nos aparta del animal que llevamos dentro. Así es, no somos nada, no sabemos ni el día ni la hora, solo la certeza de que ese instante se hará presente. Por eso conviene meditar y prepararnos para el encuentro.

Terly dijo...

Cómo nos gustaría poder detener el tiempo a nuestro antojo, querida amiga, pero éste no se casa con nadie, va a lo suyo, además parece un chaval por lo rápido que camina.
Sólo nos queda como consuelo, pensar en "que nos quiten lo bailado" pero el baile se terminó y sólo van quedando los últimos acordes de la orquesta.
Bueno... ¡que no decaiga! Alcemos nuestras copas y brindemos por esa vida mejor en la que tenemos puestas nuestras esperanzas.
Un beso, amiga.

caracola dijo...

Hoy pensaba algo parecido a lo que nos dices con tus versos, Juliana.

Lo mismo para lo bueno que para lo malo, no somos consciendtes muchas veces, de que esos momentos presentes, pasan como el agua de un arroyo que no para de fluir.

Es luego, con el discurrir del tiempo, cuando nos damos cuenta de que no supimos "atrapar" aquel instante que nos marcó de algún modo.

A veces, quisieramos volver atrás, para revivir momentos perdidos que ya nunca podran volver a ser.

Como siempre, he disfrutado leyendote.

Te dejo mi más profundo agradecimiento por ser como eres, y regalarnos tanto.

Un abrazo grande.

Chelo dijo...

El tiempo pasa rápido, es imparable, nos devora.
Y ultimamente estoy observando que a medida que tengo más años el tiempo pasa má deprisa, o por lo menos me lo parece . Un abrazo

Juliana Gómez Cordero dijo...

Querido Francisco. Mi encuentro con la muerte lo tengo muy asumido. No le temo. Pero a veces reflexiono que no siempre tuve en cuenta que puede llegar de un momento a otro y que no estoy del todo preparada para el encuentro.En esa reflexión se inspiró mi posía.
Gracias por tu acertado comentario.

Juliana Gómez Cordero dijo...

Acepto y comparto el brindis.
Brindaré por los años vividos que, a pesar de que " VOLARON" me dieron tiempo para realizar casi todos mis sueños y mis quimeras, que creí
inalcanzables.
Trataré de hacer caso a lo que el "tiempo" me dijo al oído en mi poesía.
Gracias Terly, por tus palabras.
Un beso cariñoso

Juliana Gómez Cordero dijo...

Caracola querida, se que es imposible volver atrás y mis reflexiones me llevan a tratar de descubrir cuanto quedó en el camino que no pude ni supe concretar.

Quiero creer que el tiempo fué tan velóz, que no me dió la oportunidad de actuar; pero también es posible que distraída no lo advirtiera.
Resignación.

Un gran beso.

Juliana Gómez Cordero dijo...

Tienes razón querida Chelo; cuando más años cumplimos más rápido se ván los que siguen ¡si lo sabré yo!
No se los puede frenar y nos llevan a empujones empeñados en demostrar
que nos conducen hacia donde quieren,
sin consultarnos.
Trataremos de darles un poco de gerra
¿no te parece?
Un beso, amiga.

Pilole dijo...

¡Que bonito Juliana! Es verdad que no nos damos cuenta como se pasan los años y sólo pensamos en el día de mañana, cuando ese mañana es incierto. Por eso hay que disfrutar de todo antes que sea demasiado tarde. Un beso

Juliana Gómez Cordero dijo...

Querida Pilole, gracias por tus lindas palabras.
Visito a menudo tu blog y lo veo cada día mas bonito.
Un beso de Juliana