Glaciar 10




Imagen Tapa del Libro




ORQUIDEAS SILVESTRES

Datos personales

Mi foto
Rosario, Santa Fe, Argentina
Me llamo juliana, nací un 18 de Novimbre,hace ya muchos años.Soy española pero resido en Argentina, a quien debo el ser quien soy. Estudié en la facultad de Bellas Artes,profesorado de dibujo, pintura y artes aplicadas,incluyendo la cerámica artística a la que dediqué toda mi vida. Ahora en forma autodidacta trato de recuperar mi vocación por escribir lo que me dicte mi inspiración sin pretensiones literarias. Con ello cumplo un sueño que permaeció dormido pero no olvidado,mucho tiempo. Este blog tiene el propósito de dejar un legado virtual para aquellas personas que me recuerden cuando ya no esté en este mundo. Desde algún lugar los veré y me sentiré feliz ¡que así sea!

Archivo del blog

martes, 23 de febrero de 2010

HISTORIA DE UN BOSQUE

Esta es la historia de mi BOSQUE propio. Es un minúsculo bosque creado por mí y dificulto que en todo el mundo exista uno tan pequeño. Prestad atención.
Hace aproximadamente 25 años, vine a vivir a esta casa , adquirida por mi esposo poco tiempo antes de casarnos. Una casa muy antigua que a fuerza de refacciones quedó bastante bonita (a criterio nuestro) en la que aún vivo. No entraré en detalles de la casa por que no viene al caso; solo la dividiré en tres partes.
1ª, después de la entrada un espacio con canteros (1)
2ª- la casa con una importante galería sostenida por cuatro columnas contenidas en una muy bajita pared , pero dejando un espacio entre la casa y la del vecino destinada a continuar con el jardín..
3ª-una tapia no muy alta, con su correspondiente puerta de ingreso separa la casa de la parte posterior donde después de un pequeño patio de baldosas se encuentra mi bosque.

La idea surgió en mí un día en que, comenzando a plantar algo en el jardín le dije a mi esposo: tu sabes que a mí no me gustan esos jardines tan requintados (2) y pergeñados que mas que jardines parecen obras de arte pintadas con un orden estático, donde las flores parecen crecer de acuerdo a la voluntad de quienes las obligan a ser obedientes y sumisas, profusas pero esclavas.
Me gustan los jardines agrestes , que tengan libertad de expresarse como y cuando quieren, libres de malezas, sí, pero independientes y eso se logra diseminando los plantines (3) y las semillas donde haya un espacio libre bien removido y fertilizado….me miraba con extrañeza , no me dejó terminar con mi perorata y no de muy buen talante me dijo; entonces lo que tu quieres no es un jardín es….¡ un bosque !.
Nos miramos sin poder contener la risa y dejamos la organización del jardín para otro día que estuviésemos mas de acuerdo, no sin antes decirle; pues mira , sin quererlo me has dado una magnifica idea.
- En el pedacito de tierra que tenemos en la parte trasera de la casa, si te parece bien, comenzaré a probar si soy capaz de crear un bosque.
- Vamos a ver que sale de todo esto, me contestó
- Yo lo voy a intentar pero me tienes que ayudar a remover la tierra
- Para eso cuenta conmigo
Y así di comienzo a construir mi sueño. Al principio no tenía yo la más mínima noción de como y qué plantar en aquel pequeño lugar de no mas de 15 metros cuadrados.
Mi esposo me ayudó bastante, tanto en la elección de las plantas como en el trabajo rudo de podar , desmalezar y cavar los pozos donde ponerlas..
Primero compramos dos ciruelos y una higuera, y a mi estilo ubicaba sin parar cuanta planta caía en mis manos. Contra los muros sembré varias especies de enredaderas. Campanillas azules (4), hiedras, clarín de guerra,(5) Alguien me trajo del norte unas paltas (6) cuando las comimos sembré una semilla pensando que posiblemente no se aclimataría y hoy es un árbol de 10 metros de altura, que ya me premió con sus exquisitas frutas abundantes y codiciadas por mis familiares y vecinos que pudieron gozar de ellas por que hubo en abundancia.
Cuando vino a visitarnos desde Galicia un hermano de mi esposo nos trajo castañas. mientras ellos las cocían en leche sin que se dieran cuenta me llevé una y la sembré en una maceta pequeña . Ahora es un castaño de veinte años. No se adaptó al clima porque aunque frondoso, su fruta no tolera el clima tropical de esta zona y los erizos (7) caen sin madurar.
Pero yo tengo el logro de mi propio bosque, muy particular, por cierto por que siendo diminuto para denominarlo así, tiene toda la fisonomía de ellos , pero mucho mas florido. Y cuando por las tardes, ahora en verano, llevo mi mecedora bajo su fronda para leer durante la tarde algún libro de mi agrado , no sin antes dedicar un pensamiento Castor que fue quien (involuntariamente) me dio la idea y me ayudó en sus comienzos.
- ¿Viste Viejo? Pude tener mi propio BOSQUE.

P.D. Gracias a Dios, esto es realidad y puedo graficarlo con las fotos que aparecen en mi post.

Juliana Gómez Cordero

2 comentarios:

Terly dijo...

Un bosque pequeñito pero, "mu apañao"
(que dirían por nuestra tierra)
Por lo que veo no le falta de nada y el mejor de los árboles plantados, el de la ilusión, que da frutos tan dulces y sabrosos como este post que hoy nos dejas.
Por las fotografías hemos podido disfrutar también de su colorido.
Un beso.

Juliana Gómez Cordero dijo...

Gracias terly por tu cumplido y por las palabras en Castúo que escribiste. Mi padre hablaba muy bien esa lengua y mi hermana mayor la leía a la perfección. Después de cenar, en voz alta leía para toda la familia, el libro de José María Gabriel y Galán Y otros libros similares. ¡Que bellos recuerdos desperaste en mí, con tu castúo.
Un extremeñísimo beso