Glaciar 10




Imagen Tapa del Libro




ORQUIDEAS SILVESTRES

Datos personales

Mi foto
Rosario, Santa Fe, Argentina
Me llamo juliana, nací un 18 de Novimbre,hace ya muchos años.Soy española pero resido en Argentina, a quien debo el ser quien soy. Estudié en la facultad de Bellas Artes,profesorado de dibujo, pintura y artes aplicadas,incluyendo la cerámica artística a la que dediqué toda mi vida. Ahora en forma autodidacta trato de recuperar mi vocación por escribir lo que me dicte mi inspiración sin pretensiones literarias. Con ello cumplo un sueño que permaeció dormido pero no olvidado,mucho tiempo. Este blog tiene el propósito de dejar un legado virtual para aquellas personas que me recuerden cuando ya no esté en este mundo. Desde algún lugar los veré y me sentiré feliz ¡que así sea!

Archivo del blog

jueves, 3 de diciembre de 2009

IMPREVISTO ( tercera y última parte)


De común acuerdo resolvimos que el encuentro se haría en mi casa, en presencia de mis amigos, a la hora del té, el siguiente domingo. Estábamos a principio de semana y tendría tiempo para acostumbrarme a la idea de aquel encuentro singular y meditar a solas los iterrogantes que daban vueltas en mi cabeza, con mil razonamientos dispares. Algunos, positivos y la mayor parte pensando si no sería un desatino haber aceptado ese acercamiento hacia alguien a quién nunca había visto y confiando en la veracidad de la descripción que hicieran de el, quienes lo conocian.

Lo hecho , hecho estaba y solo había que esperar al domingo.

Pero si alguien pensó que las sorpresa habían terminado, muy equivocados están, porque el sábado por la tarde, cuando en un plácido relax me deleitaba releyendo un libro que me había gustado mucho, de pronto llamó alguien a mi puerta.

-¿Quien es?

-Juliana y Lorenzo !
Me paralizó el presentimiento de que no estaban solos y no me equivoqué. Ahí delante mío, los tres que yo esperaba el domingo.

Las presentaciones de rigor y un tembloroso ¡ pasen ustedes! invitándolos a entrar.

No sé que expresión tendría mi rostro, obvio que no sería muy agradable porque quién rompió el pesado silencio que siguió, fué justamente Castor ( tal su nombre) diciendo ...perdone usted, pero fué mía la idea de anticipar este encuentro por una razón que espero lo justifique.

Como sé que usted trabaja durante la semana y además tiene alumnos, no queriendo interrumpir sus actividades, propuse venir hoy y si usted acepta mi invitación, ir mañana a almorzar juntos y comenzar a conocernos. Usted lo decide.

La serenidad de ese hombre, real o simulada ( ¡quien lo sabe!) rompió la tensión y desde ese momento la reunión fué amena y cordial compartiendo el té del encuentro.

Un encuentro totalmente distinto al que yo pensaba. "Ir el sábado a la peluquería, hacer un rico pastel para acompañar el té y tranquilamente pasar una agradable reunión.
Tengo que reconocer que fué mejor así, nada ceremonioso, un encuentro entre personas coherentes tratando de encontrar similitudes, para poder entablar una relación futura, acorde a las circunstancias.

Se marcharon pronto y a solas, medité profundamente sobre lo acontecido. Si bién la primera impresión fué agradable tanto en el aspecto físico como en el comportamiento sin exsagerados y ficticios cumplidos, mis titubeos persistían y mi nerviosismo también pensando en nuestro encuentro del día siguiente.

Como en una película cinematográfica , por mi mente desfilaron imágenes de mi vida anterior ( mi primer matrimonio pleno de amor; los años transcurridos compartiendo alegrías, tristezas , ilusiones, contratiempos, satisfacciones , angustias etc. y cumpliendo nuestra promesa a Dios," hasta que la muerte nos separe").

Casi siempre en las cosas y los hechos hay un antes y un después . Mi antes era lo que recordé esa noche y mi después estaba a punto de comenzar.

Nos encontramos en un sencillo pero elegante restaurant. Castor , después del saludo, me dijo amablemente ; mira, vamos a dejar de lado el " usted " y comenzar a tutearnos si estás de acuerdo. Respondí afirmativamente y a la vez le expresé lo que vine pensando en el trayecto.
Creo que este es el momento justo para exponer ambos los pormenores de mayor importancia , con total sinceridad , sobre nuestras preferencias, costumbres, anhelos, también dobre nuestro pasado y presente, para descartar futuras sorpresas y determinar quién es quién.

Me contó su vida y yo la mía. Supe que era gallego, que nació en un pequeño pueblo, Cádavos, en la provincia de Ourense. Su niñez felíz con sus padres y sus cuatro hermanos. En su juventud tuvo una novia a la que amó itensamente en un corto romance que terminó trágicamente porque la jovencita contrajo una grave enfermedad que truncó su vida, sumiéndolo en el dolor y la desesperación.

Después la "mili" y luego la guerra civil , la muerte de sus padres y la crisis económica de la post-guerra le indujeron a emigrar a Argentina donde consiguió trabajo como empleado administrativo en un banco español y al poco timpo conoció a una muchacha también gallega. se enamoraron y se casaron; pero hacía ya cuatro años que había enviudado , por lo que ansiaba encontrar una buena compañera, que quisiera compartir su soledad.

Seguimos tratándonos y el día de mi cumpleaños, que yo había invitado a su familia a mi casa para hacer un brindis ( mi familia estaba a 900 km. de distancia en el norte argentino y nos veíamos esporádicamente) me propuso matrimonio para pasar las navidades juntos y ya unidos.

Nos casamos el 18 de Diciembre de 1985, día en que el cumplía 71 ( juveniles ) años. Yo había cumplido 60. Nuestros padrinos de bodas fueron Juliana y Lorenzo.

Quiero ser sincera. Al comienzo de nuestro matrimonio, si bien el amor no estaba presente , lo suplía a la perfección un compañerismo compartido, asumido y afianzado por la gran afinidad en casi todas las cosas; pero también con sinceridad manifiesto que poco a poco , su bondad, su hombría de bién, su trato cariñoso y sus valores éticos y morales, hicieron nacer en mí un sentimiento que se parecía cada vez más , al amor. Y estoy convencida que de su parte también fué así.

El amor es algo tan imprevisible que se manifiesta de diversas formas. Hay amores apasionados
que terminan en una indiferencia total y otros en cambio que perduran por siempre. Y también los hay como el de esta historia que naciendo de la nada, van "increscendo" hasta convertirse en
verdadero amor.

Mi esposo falleció el 1º de Julio del año 2001 habiendo cumplido 87 años; es decir que la muerte nos separó transcurridos 16 años y medio desde el día de nuestra unión.

Hoy le dedico mi cariñoso recuerdo.

Juliana Gómez Cordero



7 comentarios:

Pilole dijo...

Ves, Juliana, mereció la pena el encuentro con Castor...resultó siendo una bonita história de amor. Un besazo

Terly dijo...

Querida Juliana:
En absoluto has defraudado mis espectativas en torno al resultado, en un principio enigmático, de esta interesantísima y tierna historia.
No cabe la menor duda de que la vida siempre da otra oportunidad, me alegro de que así lo hiciera contigo y también de que el resultado de algo que, en apariencias, podía parecer un disparate, fuera al final un renacer a la vida, unos nuevos años de felicidad y un nuevo encuentro con el amor.
Se dice que el amor no tiene edad y es así, además surge de los momentos y situaciones más inesperadas.
No solamente es bonita tu historia, sino que está contada maravillosamente y con una gran dulzura y delicadeza.
Termino agrediéndote estos bonitos momentos que nos haces pasar con tus escrito y también el cariñoso comentario dejado hoy en mi oración del Domingo.
Un afectuoso beso.

Juliana Gómez Cordero dijo...

Me alegro PILOLE que fuera de tu agrado la veráz historia que viví y recordaré siempre con ternura.
Un cariñoso beso

GRACIAS TERLY, querido amigo, por las reflexivas y gratifiantes palabras de tu comentario y en cuanto al que dejé en tu oración de los domingos, fué algo muy meditado, concientizando lo que siento, analizando lo complejo de la humanidad actual y lo contradictorio entre lo que expresamos y lo que hacemos.
Tendríamos que reasumir las enseñanzas de JESÚS.¿no lo cres?
Un beso afectuoso y sincero.

Urdanautorum dijo...

Qué bonito Juliana, cuanta ternura, sinceridad y amor contiene tu relato. Me ha gustado muchísimo, pero el desenlace no me ha sorprendido y me ha alegrado. Debísteis ser muy felices Castor y tú.
Espero que no tardes en deleitarnos con una nueva narración de ese arcón que tienes lleno de sorpresas.

Un beso.

Juliana Gómez Cordero dijo...

Querido Urdanautorum estaba preocupada por que no te veía en ningún lado y temia que te hubiese sucedido algo. No estabas comentando en lo de Terly ni en los post de Militos y mirando tu blog no encontraba nada nuevo. Tampoco contestaste mi mail lo que acrecentó mi preocupación que, gracias a Dios cedió cuando hoy te encontré comentando,(gentil y alagüeño) mi concluído "IMPREVISTo"
Gracias por tus palabras. Un gran beso

Mª Paz dijo...

OOO JULIANA, QUE HISTORIA TAN BONITA! ME HAS EMOCIONADO MUCHO, LA HISTORIA ES PRECIOSA Y ADEMÁS CONTADA CON ESA DELICADEZA Y SABER LITERARIO QUE TE CARACTERIZA LE HA DADO UN TOQUE ESPECIAL, GRACIAS POR COMPARTIR CON NOSTROS ESTAS HISTORIAS. UN ABRAZO ENORME. FERNANDO Y MªPAZ

Juliana Gómez Cordero dijo...

Qureidos Marypaz y Fernando,me alegra que os haya gustado la histria de mis segundas nupcias.
Es totalmente verídico desde el comienzo al fin y me siento feliz por haberlo recordado paso a paso para poder compartirlo con las personas que considero mis amigos.
Gracias por visitar mi blog.
Un muy afectuoso beso para ambos