Glaciar 10




Imagen Tapa del Libro




ORQUIDEAS SILVESTRES

Datos personales

Mi foto
Rosario, Santa Fe, Argentina
Me llamo juliana, nací un 18 de Novimbre,hace ya muchos años.Soy española pero resido en Argentina, a quien debo el ser quien soy. Estudié en la facultad de Bellas Artes,profesorado de dibujo, pintura y artes aplicadas,incluyendo la cerámica artística a la que dediqué toda mi vida. Ahora en forma autodidacta trato de recuperar mi vocación por escribir lo que me dicte mi inspiración sin pretensiones literarias. Con ello cumplo un sueño que permaeció dormido pero no olvidado,mucho tiempo. Este blog tiene el propósito de dejar un legado virtual para aquellas personas que me recuerden cuando ya no esté en este mundo. Desde algún lugar los veré y me sentiré feliz ¡que así sea!

Archivo del blog

martes, 26 de mayo de 2009

LA VENTAJA...


En noviembre del año 1930, yo cumplí los 6 años. A mi hermano Antonio se le ocurrió la idea de que no era justo que yo jugara libremente en la hora de la siesta, cuando mis padres dormían un par de horas para recuperar algo de energías, después del arduo trabajo de toda la mañana, previo madrugón.

No...¡no era justo! que él (11 años) y mi hermana Isabel,( 8 años) cuando llegaban de la escuela, después de almorzar, tenían que dedicarse a hacer las tareas que presentarían al día siguiente.

Eso sucedía en temporada de escuela, pero ahora que estaban de vacaciones tenían que idear algo para cambiar esa situación, porque las clases empezarían dentro de poco. Y la idea surgió. Mis hermanos no iban a permitir que yo holgazaneara y jugara todo el tiempo mientras ellos <"POBRECITOS"> se martirizaban con el estudio, de modo que, en astuta complicidad, decidieron extorsionarme.
Si yo no estudiaba con ellos, cualquiera de los dos cometería una maldad, me echarían las culpas a mí, mis padres les creerían a ellos porque eran dos contra uno y se apoyarían mutuamente.
Inocentemente les pregunté que maldades harían y la respuesta me horrorizó.

Podian cortarle el rabo al perro, destripar al gato, abrir el gallinero para que las gallinas destrozaran el sembrado, soltar el caballo al camino para que no lo encontraran nunca más o cualquier otra perrería digna de tener en cuenta.
Dando crédito a semejantes atrocidades no tenía más opción que obedecer lo impuesto por mis hermanos.A mi madre le pidieron que comprara un cuaderno y un lápiz, porque "se me había ocurrido que ellos me enseñaran a escribir", y ella lo creyó.

Comenzó, para mi, una escuela apócrifa, apremiante, con un cuaderno, un lapiz, y una goma de borrar. Una maestra ( Isabel ) y un director( Antonio) que además era corrector y encargado de imponer las penitencias para mantener el respeto y la obediencia. Después me dí cuenta que así imponían el orden en la escuela y ellos emulaban el proceder.
Pero yo no era ni mansa ni muy obediente y con berrinches de rebeldía queria abandonar mi aprendizaje (o como se llamase esa situación) y dedicarme a mis juegos, pero mis hermanos no cejaban en su intento. Isabel, poniendo el dedo índice en sus labios en señal de silencio...Shhii y Antonio preguntando ¿ quieres ver sin rabo al perro o despanzurrado al gato? y con esos argumentos más que convincentes, llorando mi rabia y mi impotencia, volvía a ocupar mi lugar de alumna.

Así pasaron los tres meses de vacaciones y en pocos días más comenzarían las clases.
Nunca pude explicarme como en tan poco tiempo mis ( "maestros" )hermanos, lograron que yo aprendiera a escribir y leer de corrido, lo que me permitió comenzar la escuela con un año menos del permitido para el ingreso. Mi madre habló con el director y previa prueba de algunas preguntas sobre letras y números me aceptaron.

Mis hermanos lograron lo que se habían propuesto; que yo hiciera mis tareas en la
siesta junto a ellos. Pero de aquella experiencia yo obtuve algunas ventajas, una,
que me aceptaran anticipadamente en la escuela y otras, que contaré en mi próximo
relato para no cansarlos al ser tan extenso.

Juliana Gómez Cordero


















11 comentarios:

Terly dijo...

¿Cómo puedes cansar con tus relatos si son de lo más tiernos e interesantes?
Vaya bichejos los hermanitos...
Te todos modos, si es que tenías solamente dos, puedes darte por satisfecha porque yo tenía por encima de mí cinco y te pondrían los pelos de punta si te contase las cosas que hacían conmigo, por menor y por buenazo. Esto de buenazo no lo digo yo, lo siguen diciendo ellos y alguno cuenta ya con los setenta y siete años.
Sigue por favor trayéndonos a tu blog estos recuerdos que nos endulzan el día.
Un beso, Juliana.

Mauro Morgan dijo...

señora me gustaría ser su nieto

urdaneta dijo...

¿No es posible que abusaran de tu edad y te tomaran el pelo utilizándote para jugar?
En absoluto se hacen pesadas tus narraciones; todo lo contrario, resultan cortas.
Besos

caracola dijo...

Hay situaciones en la vida que nos parecen injustas cuando nos ocurren, pero con el paso del tiempo, nos damos cuenta de la gran ventaja que adquirimos al experimentar ese trance.

Juliana, no temas cansar a nadie con tus escritos. Sólo disfruta escribiendo y transmitiendo con el alma, para que podamos, tambien nosotros, disfrutar del placer de leerte.

Me gustan mucho las ilustraciones de los post. Transmiten tanto como tus escritos. ¿son tuyas? Si es así, enhorabuena.

Un abrazo.

Juliana Gómez Cordero dijo...

No Terly y perdona la omisión de mi otra hermana Angela. Ëramos cuatro hermanos y Angela era la mayor, pero como la diferencia de edad era mucha, pues ella ya había cumlido los 18 años, no intervenía en las chuiquilladas nuestras.
Era muy compañera de nuestra madre con quién mantenía largas conversaciones y en ocasiones asumía el papel de <2ª> mamá, en especial si se trataba de alguna reprimenda.
En suma era con quién tenía yo mas afinidad.
¿ Tu también eras el menor de tus hermanos? entonce debes ser muy joven todavía.
Gracias por tu comentario
Un beso.

Juliana Gómez Cordero dijo...

Urdaneta, querido amigo,te agradezco el amable comentario. Y dalo por seguro que esos dos diblillos se abusaban de mi ingenuidad, no solamente esa vez, sino muchas más, porque eran compinches en todo.
Ya te irás enterando.
Un cordial abrazo y besos

Juliana Gómez Cordero dijo...

Querida Caracola. Gracias por leerme y por el aliento que me dás.

En cuanto a las ilustraciones, los dibujos me pertenecen todos y las fotos algunas sí y otras no, tratando sirmpre que tengan cierta relación con el texto.

Sigo tu blog y me gusta mucho. tienes ingenio y mucha creatividad
Un abrazo afectuoso.

A do outro lado da xanela dijo...

Hermanos y sus venganzas... de las mejores escuelas posibles.

Un abrazo!

Militos dijo...

Preciosa narración Juliana y mira por donde tenemos que agradecer a tus hermanos su empeño de que cambiases los juegos por escribir. Seguro que así nació tu vocación de escritora con la que tanto nos deleitas ahora.

Para que empieces a entrenarte con eso de los premios te he dejado uno en mi blog De Dentro//Loreto1945-Militos.blogspot.com/
Espero que te guste.
un beso muy grande

Juliana Gómez Cordero dijo...

Gracias Militos,por tus elogios, por tu tu amistad y por ser tan buena persona.
Gracias también por dedicarme ese premio tan bonito. Pero te confieso que para mí es un poquito engorroso esto de los premios blogeros porque a pesar de que logré pasarlo a mi blog, me costó bastante y no me salió muy bien.
con sinceridad prefiero los comentarios, buenos y críticos si la ceítica es constructiva, sincera
y respetuosa. Tú me entiendes, ¿verdad?
Un fuerte beso

Pilole dijo...

Hola Juliana, através del blog de Terly he entrado en el tuyo. Me he dado un buen paseo por él y he de decirte que me encanta y pareces una mujer muy dulce. He visto una fotografía tuya y de tu marido en Torrejoncillo, pues te diré que yo también soy extremeña de Valencia de Alcántara; celebro haberte encontrado. Te dejo mi dirección por si quieres echar un vistazo. www.mirincondefotografiayotrascosas.blogspot.com Lo dicho te seguiré de cerca. Un beso