Glaciar 10




Imagen Tapa del Libro




ORQUIDEAS SILVESTRES

Datos personales

Mi foto
Rosario, Santa Fe, Argentina
Me llamo juliana, nací un 18 de Novimbre,hace ya muchos años.Soy española pero resido en Argentina, a quien debo el ser quien soy. Estudié en la facultad de Bellas Artes,profesorado de dibujo, pintura y artes aplicadas,incluyendo la cerámica artística a la que dediqué toda mi vida. Ahora en forma autodidacta trato de recuperar mi vocación por escribir lo que me dicte mi inspiración sin pretensiones literarias. Con ello cumplo un sueño que permaeció dormido pero no olvidado,mucho tiempo. Este blog tiene el propósito de dejar un legado virtual para aquellas personas que me recuerden cuando ya no esté en este mundo. Desde algún lugar los veré y me sentiré feliz ¡que así sea!

Archivo del blog

lunes, 22 de diciembre de 2008

CUANDO EL ADIÓS ES.....UN HASTA LUEGO

Dos amigas mías partieron
hacia el infinito, apenas en
el término de una semana.
Distintas afecciones
pusieron fin a sus vidas
que, no obstante lo
avanzado de su edad, me
golpeó duramente, dado
el afecto que sentía por
ellas¡ Cuantos años de amistad, cuantas cosas compartidas
y tanto para recordar !

Es verdad cuando decimos que la vida es muy corta y
nuestro paso por ella es breve, con la inconsistencia de
lo imprevisble y la conviccón de lo inevitable, asumido
desde siempre e incorporado a nuestro"legajo personal"
con la certeza de que nuestra condición de mortales nos
marca un período de vida limitado, temido y a la vez
aceptado, tratando de pensar lo menos posible en el
final ineludible y el misterio que conlleva .

Pero cuando el que muere es alguien de nuestro entorno
y le amamos, sentimos el impacto contundente, obviamos
el razonar filosófico y nos entregamos de lleno a lamentar
su partida y llorar su ausencia, aunque sabemos que
solamente se nos adelantaron un paso previo a nuestra
partida. Cuando llegamos a esta edad avanzada, sentimos
sensaciones muy dispares; por un lado la satisfacción por
haber ( gracias a Dios) llegado a tan longeva etapa, pero
también tomamos conciencia de que no es mucho el tiempo
que nos resta por vivir. Que nos espera el inevitable y no
lejano"trasplante"de una a otra vida. Y como tal, considero
que tenemos ya asignado un sitio en la "lista de espera"
puesto que nuestro sindrome de senectud, es "progresivo
e irreversible".

Esto lo tengo asumido tan conscientemente, que no me
causa temor ni desvelo, porque si bien no tengo ninguna
prisa de que suceda, estoy enteramente dispuesta a acudir
al llamado de Dios, para devolverle la vida que con tanta
generosidad, me prestó.

Toda esta meditación invadió mi mente, reflexionando,
primero, en el velatorio de Silvina, mi vecina de enfrente,
cuyo deceso fué súbito, por un paro cardíaco. No así Raquel,
que lamentablemente padeció una larga y penosa agonía
a consecuencia de de su mal incurable y la evidente auencia
de voluntad anímica, para luchar contra ello.

Ruego a Dios para que sus almas descansen en paz, con el
deseo de poder reunirme a ellas en algún ipotético lugar,
dado mi modo de pensar, que morir no es un adios.....es un
simple "hasta luego."

Juliana Gómez Cordero

4 comentarios:

claudio dijo...

Te invito a visitar mi blog en el podrás encontrar mis últimos trabajos en arte la dirección es la siguiente:

www.claudiotomassini.blogspot.com


Te saluda atentamente Claudio Tomassini

Militos dijo...

Juliana: Cuánta verdad hay en este post tuyo. Cómo duele ver partir a los que nos rodean. También empieza a doler saber que pasamos a la primera línea, en ese traslado a otra vida que no tememos, pero que nos inquieta por lo desconocido.
Siento mucho tus pérdidas.
Un abrazo muy fuerte

Juliana Gómez Cordero dijo...

Claudio, visité y recorrí tus pinturas y me agradaron. Tienen fuerza y dinamismo. ¡Te felicito!
Gracas por asomarte a mi blog y dejarme saludos.
Cordialmente:Juliana

Juliana Gómez Cordero dijo...

Gracias Militos por comprender mi
estado de ánimo. Escribí ese "Hasta Luego" a mis amigas con la convicción del posble cercano encuentro y confiando en
Dios para poder hacerlo realidad.
Un abrzo y un beso afectuoso.
Juliana